Fuerzas para seguir.

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

domingo, 28 de abril de 2013

Basándome en un oscuro corazón.

Las sonrisas falsas ya no le valían a aquella muchacha que se marchaba oliendo a colonia y volvía oliendo a tabaco, cuyos ojos, a pesar de ser una mezcla de verdes y marrones hermosos, tornaban grises los recuerdos, un gris que no tenía nada que ver con el azul puro del cielo lleno de estrellas que se situaba sobre ella. La luna que la acompañaba, llena esa noche y cubierta de sus manchas naturales, le hacía acordarse de todos y cada uno de los trapos de su vida, sucios de dolor y desteñidos de rencor. Ella quería pasar página, sin embargo, algo dentro de ella no le permitía tal lujo. Hundida en situaciones que no dejaban de acumularse, se perdía en cualquier estrella buscando la tranquilidad que nunca tuvo, con la esperanza de volver a luchar contra el pasado y por primera vez, ganar la batalla.
Al fin y al cabo solo quería ser feliz.


Os debo una explicación, lo sé. Resumidamente he pasado una semana sin internet y otra llendo y viniendo del hospital porque operaron a mami. (Ella ya está bien). Eso junto con varias visitas al dentista (llevar hierros en la boca no dejará de parecerme horrible desde el santo día que me los pusieron), junto con un fin de semana fuera y junto con mi pasado cumpleaños (hice 16 este pasado jueves), me han hecho imposible venir hasta aquí y mucho menos escribir. Pero aunque llegan dos meses muy movidos para mí, prometo estar más activa (y por supuesto visitar todas las novedades). 
Lo siente de corazón y os quiere con el alma, M.

viernes, 5 de abril de 2013

No supe cómo (no) perderte.

Miles de noches en la ventana, susurrando a aquel invierno que me traiga tu calor. Me responde con heladas que llegan hasta este frío corazón, paralizando los latidos que seguían (y siguen) el compás del pestañear de tus ojos. No sé muy bien qué ha pasado. Cómo he llegado a suplicarle tu vuelta al tiempo, haciendo de mi vida una ola de estaciones que cambian sin permiso sin seguir ningún orden preestablecido. Cómo me he convertido en un reloj. El reloj del tiempo que tú tienes para mí. 


¿Qué tal las vacaciones? Aquí todo un poco aburrido, no deja nunca de llover. 
A los que estabáis interesados en el grupo de wa de bloggeros, no sale la idea a la luz porque solamente tres personas estaban interesadas, me da mucha lástima la verdad.
Hoy responderé todos los comentarios que tengo por ahí pendientes.
Mil gracias a los nuevos visitantes y/o seguidores del blog. 
Os quiere, M.

Otros intentos de reconstruirme:

Rebúsca(me).