Fuerzas para seguir.

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

lunes, 27 de mayo de 2013

Resistirse a tu boca sigue siendo peor que morir.

No me pidas que me olvide de todo lo que fuimos. No puedes dejar de quererme así, de repente. Porque tu boca no dice lo mismo cuando se escapa con la mía. Tus manos cuando buscan ese toque de magia por mi piel. No lo niegues. Somos más que un hasta luego y que un adiós. Incluso más que un hasta nunca. No me pidas que calle lo que ayer me gritaban tus ojos, no. Porque no voy a dejar de pensar en tus caricias, ni en esa manera tan dulce y solo tuya de cogerme en brazos. Dime que tus labios no quieren volverme a besar, que tus manos no quieren recorrerme de nuevo y que no volveremos a perdernos en nosotros. 'Mírame a los ojos y dime que no me quieres.' Vamos, no puedes. No quiero dejar de ser ese sentimiento tan escondido y profundo en ti. Deshabitar tu corazón y tus pensamientos más locos. No, no quiero. Porque necesito esas palabras que nos decimos sin hablar. Esas conversaciones tan nuestras. Y sobre todo esa puta manía de quererte de día y de noche, de pensar en ti cuando nadie lo nota y de perderme en eso que yo llamo distancia y tú putada. Esa puta necesidad de ti.
Bésame joder.


Ausencia, lo sé. Las quejas a mayo. Al junio que me espera. Al tiempo. Al viento. Echo de menos desahogarme más a menudo. Prepararos para verano, porque voy a venir con mucho que enseñar. Mucho que crear. Mucho que cambiar. Sacaré tiempo de donde sea para visitaros y responder vuestros comentarios. Deseosa de volver aún sin haberse marchado todavía, se despide, M. 

domingo, 12 de mayo de 2013

Porque prefiero perder(me) que perder(te).

La noche ya me ha apagado el corazón (puesto que la cabeza hace horas que lo hizo el alcohol), y no sé donde estás. Busco en rincones desconocidos y sentimientos reconstruidos la manera de no pensar en ti, pero cuánto más busco olvidarte más te encuentro. Desespero en la ausencia de unas palabras (ésas que parecen la más bella balada cuando salen de tu boca) que me ayuden a entender que todo sigue bien.
El tiempo se come la esperanza. Aterrizan los recuerdos en el aeropuerto destruido de este puto corazón, resucitan sentimientos que creí que habían muerto, vuelvo a ser los rayos de este puto tormento que aunque no quiera soy yo. Vuelvo a buscar tus besos en la orilla de la almohada, con las mismas ganas, pero ya no encuentro nada. Porque ahora que no te tengo, ya no tengo nada. Porque prefiero perder(me) que perder(te). Antes muerta que sin ti.
Suéldame el corazón, por favor.


Bendita sensación que me deja últimamente desgastar un poco más las teclas. 
Quiero comunicaros algo. Quiero convertir el blog en semi- lo que es, semi-moda. ¿Qué pensáis sobre esto? ¿Debería crear un nuevo blog para hacerlo o duplicar el uso de éste? 
Pronto empezaré a hacer reformas en el blog, solo espero que os gusten. 
Se despide con cariño, yo. 

Otros intentos de reconstruirme:

Rebúsca(me).