Fuerzas para seguir.

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

domingo, 23 de noviembre de 2014

En tu mirada.

Puede que me haya cansado de este asfalto que parece hierro fundiéndose y arde más que el infierno de tus miradas de odio. ¿Por qué unos ojos tan dóciles como un cachorro recién nacido aparentan ser de fiera o de piedra? ¿Por qué se me clavan como espadas entre las costillas y me llegan incluso al hígado haciendo más daño que quince mil litros de alcohol? Hay miradas que matan dicen, pero yo considero que en realidad hay corazones que mueren. ¿Qué diferencia hay? En un mundo de científicos que buscan argumentos para sus teorías los ojos son incapaces de llegar al corazón, y en un mundo de idiotas sentimentales (como yo y nunca tú) el corazón es capaz de sentir lo que quiera que trasmitas entre tanto odio. Porque el corazón es capaz de eso, de sentir. Y el corazón es capaz de doler. Es capaz de dejar de latir, y a esto vulgarmente lo llaman morir. ¿Pero en realidad qué es morir? ¿Dejar de vivir o sentir que me matas? Puede que morir sea ser tan sumamente gilipollas como para no entender que ningún latido debería depender de ninguna persona. O puede que me guste ser así de gilipollas por si mañana te cambia la mirada.



¡Feliz domingo! Si me permitís usar la ironía claro. Espero realmente que tengáis un buen día, a pesar de que aquí no deje de llover mientras yo estudio para los cuatro exámenes que tengo esta semana. No voy a pedir disculpas por la tardanza, puesto que ya sabéis los motivos de mis ausencias repentinas. Este texto es un poco diferente a lo que os tengo acostumbrados, pero aún así espero que os guste y que se entienda bien lo que se quiere expresar con cada frase. Contestaré vuestros comentarios a lo largo de la semana, y espero haberlos respondido todos para el próximo domingo. Estoy pensando hacer algo especial por navidad, pero aún no tengo nada claro, así que puede que acabe siendo una sorpresa. 
Llueve más por dentro que por fuera, M.

jueves, 16 de octubre de 2014

Que nadie me agite.

Cristales con forma de lágrimas que no caen pero se clavan en los ojos, que no te dejan ver salidas. O tal vez no las haya, tal vez nos hayamos convertido en figuritas encerradas en esferas de cristal con falsa nieve. Que nadie me agite que me descoloca los pensamientos (aún más). Y en esta burbuja infinita me ahogo en llanto o en desesperación. O en ambas. Quiero salir y gritar que eres el error más logrado de toda la colección. Que podrías ser la pieza clave de mi museo de desastres. Que pagaría entradas a éste solo por verte. Que eres coca-cola en mi desierto. Que eres martillo para romper el cristal y salir de esta esfera de sentimientos que giran como las fotos de ilusión visual. Sácame de aquí y abrígame el corazón.
Invierno. C
Sigo sin internet y creo que no me lo van a trasladar porque se supone que no es compatible (hijos de puta, lo que hacéis para ganar dinero...), pero no me voy a ir. Por desgracia, no voy a poder estar aquí cuando se me antoje (empiezo exámenes, imaginadme con cara de pena), pero seguiré por aquí cueste lo que cueste, por vosotros y porque me da la gana. Muchísimas gracias por todos los comentarios y visitas que estoy recibiendo últimamente, los estoy contestando todos, aunque a mi ritmo. Así que aunque parezca que no llego, esperad mi visita y la tendréis. Espero que el invierno os guste más que a mí.
Abrigando a la luna, M.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La guerra entre las olas de tu playa.

Yo estoy en la orilla pero mis sentimientos se ahogan. La marea está subiendo y me acaricia los pies. No siento frío, pero el vacío me empapa la piel. Necesito rescatarme, rescatarnos. Me decido y camino hacia delante, voy a por ti. La tranquilidad se ha quedado en la arena y la adrenalina me recorre. Empiezo a nadar entre tus dudas, ha comenzado esta guerra que vulgarmente llaman amor. Me he subido a la tabla de la locura y cruzo las olas de este campo de minas. Me siento en tu cuerpo, viajando por tus zonas prohibidas, la brisa me ha traído tu olor. He encontrado la ola más grande, surfeo por tus venas y en lo alto de la ola llego a tu corazón. Caigo en picado, el soldado de los ojos café ha disparado al mío.


Lo primero, esta es la entrada que escribí de noche, sola, en un puerto en Italia cuando fui de intercambio, ¡por fin! Y antes de que se me acaben los cinco minutos que me quedan en el cibercentro, quería disculparme y recordaros que estoy sin portátil, y a mayores, sin internet, pues me he mudado a la ciudad y tardarán un mes aproximadamente en configurarme el traslado del internet. Hago todo lo posible para seguir aquí, pero los megas que tengo de internet en el teléfono no me son suficientes para contestar todos vuestros comentarios, así que perdonadme la ausencia, pero poco a poco, sea como sea conseguiré volver a la normalidad, aunque me tenga que gastar la ''paga'' en esta mierda de ordenador que se supone estoy pagando. Os contaré más en otra entrada, espero que pronto. No me olvidéis.
Gritando a la luna, M.

jueves, 21 de agosto de 2014

Como la casa de ese cuento.

No puedo publicar hasta que el informático me devuelva mi portátil, perdón por la ausencia.

Se ha roto otro peldaño de la escalera, se me quiebra la madera, y el acero del corazón. Finjo que estoy hecha de ladrillos, pero sopla el lobo y soy paja, y me derrumbo como la casa de ese cuento. Y tú eres aguja en mi pajar, me mato a buscar, pero no estás. Solo encuentro palos como los que me dan tus dudas. El dolor me ahoga como la ginebra de este vaso, y ahora además de paja soy fracasos. Si quererte es tan malo, que me lleve el diablo, que yo no quiero cielo, ni siquiera suelo, sin ti. Porque ya no quiero nada, nada sin ti. No quiero abrazos en invierno que no vengan de tus brazos. No quiero salidas de emergencia con escaleras infinitas. No quiero huidas sin destino, corriendo sin motivos, sin saber dónde estás. 



Buenos días, hoy sigo en la línea de la última entrada y os dejo restos de infancia entre mi ¿basura? Mi ordenador sigue sin funcionar, y de ahí mi ausencia, ahora mismo me encuentro robando un ordenador en una oficina. Los comentarios, visitas, novedades, prácticamente todo lo que no sea publicar lo haré desde el móvil, como he estado haciendo durante estas tres semanas, así que no voy a desaparecer del todo. Por hacer algo diferente, os invito a dejar en vuestros comentarios lo mejor de vuestras vacaciones (aquellos que hayan podido disfrutarlas). Un abrazo.
Buscando tu silueta en las nubes, M.

miércoles, 30 de julio de 2014

Sinceridad ante todo.

No entiendo en qué momento de mi vida el mundo decidió girar al revés. Ahora, caminando por calles inundadas de recuerdos, me limito a escribir lo que ellas cuentan. Cuentan tantas cosas. En el parque hay niños con rostros que ya no conozco. No conozco a los niños del lugar donde vivo. Ni a algunos adultos. Ya nadie me pregunta de quién soy nieta, y se extrañan si les saludo como si no supieran quién soyYa nadie me saca de la cama los domingos por la mañana llamando al timbre como si no hubiera mañana. Ya nadie saca cartones de leche de casa un sábado a las ocho de la mañana después de un viernes de fiestas. Y no es lo peorLo peor es que ya nadie compra tartas oreo entre tres para finalmente comerse los polvos de la misma porque no saben cómo hacerla. Lo peor es que ya nadie arranca cientos de margaritas para hartarse a quitar pétalos diciendo ''me quiere, no me quiere''. Ya nadie cuenta chistes durante horas. Ya nadie tira docenas de huevos en halloween y sale corriendo. Siguen jugando al escondite, pero ya no cuentan conmigo. A mí, tal vez, ellos me han escondido para siempre.


Puede que sienta el alma completamente desnuda ante vosotros después de publicar esto, pero también me siento jodidamente agusto. Ya era hora de traer algo diferente. No pretendo poner excusas pero no he publicado porque no me funciona el portátil, de hecho, llevo tres días intentando que me deje publicar esto sin errores. Esta semana estaré viendo vuestras novedades desde el móvil (que es nuevo y me resulta bastante cómodo hacerlo), y responderé comentarios antes de llevar el portátil a arreglar, que falta le hace... Mientras tanto, disfrutad del verano, y recordad que como dijo Isaac Asimov: ''En la vida, a diferencia del ajedrez, el juego continúa después del jaque mate.''
Cuando hay tormenta, cada nube es un recuerdo, M.

jueves, 10 de julio de 2014

Tinta en las orillas.

Me acerco y me mojo los pies. Escribo en la orilla con un palo. Para muchos, nada. Para mí, tinta. Y el agua va borrando conforme yo escribo, pero mis sentimientos no desaparecen. Se mezclan con el agua y viajan, ven mundo y te buscan a ti, que eres tiburón. Tiburón que ha acabado con la sangre de mis venas. Ya nada me recorre. Ni siquiera el contorno de tu dedo corazón. Ya no me dibujas en la espalda. Ya no sé pensar, ya no sé sentir. Incapaz de decidir.
A veces somos mezcla de cabeza y corazón, incapaces de decidirnos por lógica o sentimiento, somos mar de dudas. Y nuestras letras son las olas.


Por fin vuelvo y si se me permite pido disculpas por la tardanza, pero no he estado en casa prácticamente en todo lo que llevamos de vacaciones. Los planes se han estabilizado y parece que esto ya tiene más forma de vacaciones y menos de viaje. Creo que a partir de ahora estaré a menudo por aquí. (El texto no me gusta, pero tengo algunos ases en la manga para próximas ocasiones). De aquí al domingo me pongo al día con todo, prometido. Podéis dejar / recomendar blogs. Feliz verano. 
Dibujando en las nubes, M.

sábado, 21 de junio de 2014

Patas arriba como el sueño de la canción de Melendi.

Albergas y abandonas corazones como si fueran habitaciones de hotel y te vas sin pagar. Eres terremoto y derrumbas personas que tú mismo has dejado en ruinas. Agitas pum-pum's sin dar contratos que en su letra pequeña avisen del peligro que conllevan algunas respiraciones cardíacas. Ojalá pudiéramos quemar trozos de nuestra vida como si fueran el papel que sobra en la uña de un cigarro. Ojalá pudiéramos cobrar indemnización para reconstruirnos. Aprender a guardar todo lo abstracto en un baúl imaginario. Al fin y al cabo la fantasía salva muchas vidas. 



Tras muchas idas y venidas intentando publicar, al final lo he conseguido. Los exámenes no me permitían venir y que hubiera pocos comentarios en la entrada anterior me quitaba las ganas. El verano me las ha devuelto y en cuanto he podido he venido a dar guerra. ¿Qué tal empieza vuestro verano? ¿Qué tal las notas? A mí finalmente solo se me han atravesado las matemáticas, así que ni tan mal. Hoy respondo todos los comentarios, visito todos vuestros blogs, etc. Hoy vuelvo a nacer. ¡ V E R A N O !
Dejándose acariciar por el sol, M.

lunes, 2 de junio de 2014

Cántame bajito y al oído que ya no somos música.

Estás de camarero, camisa abierta, pantalón caído, pelo despeinado y sonrisa de cabrón. Me pones la copa en la barra mientras mentalmente me quejo de los zapatos: putos tacones. Bebo y el alcohol me quema los recuerdos que no dejan de brindar entre ellos en mi corazón. 'Por mí, por ti, por volverte a ver.' Tanto chin-chin de copa barata hace a mi cabeza ser montañas rusas, y me acuerdo de los ibuprofenos que siempre llevabas en la cartera. Sin dinero pero sanos, o malos, enfermos de querernos. Ayúdame a fingir que ha sido casualidad encontrarnos en este bar, que no llevo tres horas en la puerta, en tacones, esperando tu turno. Que no me has puesto mi copa favorita sin mediar palabra. Que llegaré pronto a casa. Que mi corazón no es batería y tu pecho no es cuerdas de guitarra. Que no vamos a ser rock and roll esta noche.


Me sorprendo a mí misma por publicar tan pronto cuando normalmente publico cada dos semanas, pero tenía tiempo y me apetecía hacer presencia, así que aquí estoy. Últimamente también me sorprendo a mí misma escribiendo, es sorprendente que tenga otras cuatro entradas ya en borradores echando humo con ganas de salir de ahí. Ahora mismo responderé comentarios y visitaré novedades. Os aconsejo que no me preguntéis qué tal las notas ni los exámenes si no queréis deprimirme y que os abandone. Espero que os guste. Quema el sol y se congela el corazón, M.

domingo, 25 de mayo de 2014

Sin contrato.

Hay motivos que nos vuelven locos y motivos que nos vuelven cuerdos. Y yo quiero ser la locura que rompa tu cordura y consiga hacerte arriesgar sin contratos firmados que digan que las cosas saldrán bien. Quiero ser el libro que, muerto de sueño, no consigues resistirte a seguir leyendo. Quiero ser frases bonitas que hablen de nosotros en la pizarrita de tu frigorífico, junto a la lista de la compra de la mujer que se merece la luna solo por haberte tenido (y por muchas cosas más). Quiero ser la ilusión con la que taches uno a uno los días que faltan para vernos en el calendario. Quiero ser los corazones que dibujas, inconscientemente, pensando en mí, en los bordes de tus libros de texto. Porque en nuestro NO contrato hay letra pequeña que dice que en el camino a que las cosas salgan bien podemos darnos alguna que otra hostia, pero si de algo estoy segura, es que vamos a levantarnos y a seguir andando de la mano. Porque si tuviéramos contrato lo rompería, porque las mejores cosas no están predestinadas, y nuestro destino lo quiero inventar contigo. Creo que la historia empieza por un beso.


Hola, aunque sigo de exámenes he conseguido tiempo para publicar, creo que no soy la única porque últimamente veo blogger completamente muerto, incluso los comentarios que recibo son muchísimos menos de los que normalmente tengo. El diario del viaje a Italia probablemente lo haga breve y cuando acabe todos los exámenes, porque no tengo tiempo suficiente para hacerlo ahora. Últimamente muchos de vosotros me preguntáis por mi nombre, así que como no es ningún secreto, mi nombre es Mária (no María), para satisfacer vuestra curiosidad. Crecemos día a día, y espero que lo sigamos haciendo. Gracias. 
A carreras con las nubes, M.

lunes, 12 de mayo de 2014

El recorrido de tu cuerpo.

Soy aire, frío que entra en ti a través del pie que dejas fuera de las sábanas, subo poco a poco por tus piernas, como ese impulso que te despierta y te da la sensación de que estas cayendo. No te preocupes, estás a salvo conmigo amor. Me propago por tus células cual escalofrío mientras penetro en tu mente e intento hacerme con ella. Soy una lucha contra tus pensamientos involuntarios, el intento de transformarme en tus sueños. Y cuando logro hacerme con cada rincón, cuando soy la información que envías a cada una de tus células, te invado el corazón. Librando mil batallas si hace falta. Bombeo este amor a movimientos de sístole y diástole, y llego a mi destino: me convierto en la razón de tus latidos.


La ausencia ha merecido la pena. Italia ha sido intensa, bonita e interesante de recordar. Roma y sus ruinas se han llevado el título de mi parte favorita. Si cinco de vosotros decís sí a esta propuesta, haré una entrada (no directamente en el blog si no con un link) sobre Italia y algunas fotos de la experiencia. No tengo tiempo para más puesto que me encuentro rodeada de exámenes, a partir de mañana 13 y durante el resto de la semana contestaré todos los comentarios y visitaré novedades. Esta tarde se la regalo a la filosofía. 
Echándole de menos como si estuviera más lejos que el sol, M.

viernes, 18 de abril de 2014

Intenté no soñarte y desperté.

Me hice amiga de tu sombra para que me dejara andar tras de ti. Seguir tus pasos. Insistir en que no me olvidaras. Pero la primavera se llevó para siempre todas mis hojas secas, porque nosotros solo éramos eso, hojas marchitas y sin flor. Ella te ha enseñado a florecer sin mí. Ella se esfuerza por echarme en cara que ya no hace frío, pero que si lo hiciera preferirías joderte de frío que aceptar mis abrazos. Ahora brillas por ti solo, irradiando luz que ya tampoco me permite ser tu sombra. Y ya no sé cómo meterme en ti, porque ya no sé ser el aire que respiras. He pensado en ser mosca y zumbarte nuestra canción al oído. He pensado en ser las cuerdas de tu guitarra para que me acaricies. He pensado en ser tu almohada para dormir contigo. He descubierto que las cuerdas se rompen con facilidad. He descubierto que ahora duermes sin almohada para olvidar con quién, algún día, la compartiste. He decidido ser mosca, arriesgarme a que me maten solo por poder posarme en ti, hacerte cosquillas.


¡Buenos días! (Sí, me acabo de levantar.) ¿Qué tal vuestras vacaciones? Yo utilizaré lo que queda de las mías para ver vuestras novedades y responder comentarios. El viernes 25 cumplo mis diecisiete y el lunes 28 ¡nos vamos a Italia! por lo que intentaré volver a publicar antes de marcharme. (Prometo traeros alguna foto). Esta imagen me transmite mucha tranquilidad. Coleccionando margaritas, M.

martes, 1 de abril de 2014

Al abordaje, pirata de ducha.

No lo entiendes. Ya no somos un juego de cartas ni un intento de parchís, no me lo juego todo a corazones ni te persigo con fichas que corren tras de ti de seis en seis. Y me voy a casa, por abusar, ya me lo avisaron. Por arriesgarme a no perderte o a encontrarte. Ya no somos vías que cambian de lado dependiendo del destino de gente que viaja con la cabeza baja en vagones más unidos que sus pensamientos. Ya no somos tan poco. Somos el intento de naufragar pese a la tormenta, no te rindas amor, déjame salvarte, comerte la boca y hacértelo en la misma orilla del mar en la que no nos damos cuenta, pero las olas nos dibujan. Nos dibujan besos en la columna vertebral que no dejan marcas de pintalabios. Pero hay labios que no solo besan, que acarician. Y ahora tengo el cuerpo lleno del movimiento de tu boca y las cosquillas que te encanta regalarme cada mañana. He dormido en tu cacho de cama, tengo tu olor en mi almohada y en mi pelo. Guardo tus dudas entre mis sábanas y te prohibo encontrarlas. Olvídate de las noches que fingimos ser coleccionistas de lágrimas. Ven a ser pirata al agua calmado y sincero, que esta ducha y esta boca te echan de menos.


Hola, lo primero quería disculparme por mi ausencia y aclarar que el motivo de ella no era que yo fuera a Italia, si no que mi italiana venía aquí, ya que por los comentarios creo que no me expliqué muy bien. Tenía mucho trabajo acumulado, pero me satisface completamente decir que ya me he puesto totalmente al día. Respecto a las notas, a mí cuatro ¿y a vosotros? --Seguimos creciendo, gracias.--
Por último pero no menos importante, gracias por hacerme feliz ''pequeño''.
Adivinando el tiempo, M.

lunes, 17 de marzo de 2014

Saltos en paracaídas desde tu litera.

La puerta dueña de la cerradura en la que encaja tu llave es la misma a la que llamaba a las diez de la mañana pretendiendo encontrarte en pijama (tal vez dormido) y meterme en tu cama. A dormir contigo, no me jodas el romanticismo. Que el espejo de la entrada es el que juzga cómo estoy cuando salgo a prisas de tu casa, si se disimula bien que llevo toda la tarde dando vueltas por tu almohada, que me has despeinado a besos pero que le ha merecido la pena al corazón. Y llego tarde, por todas esas horas en tu sofá, viendo un partido, una serie, una película, siempre sintiendo tu mano en la mía por debajo de las mantas. Comidas y cenas compartidas, yo agua, tú coca-cola. Saltos en paracaídas desde tu litera, recuerdos y fotos en la corchera. Lágrimas y risas, cosquillas. Muchos abrazos que nunca fueron demasiados. Invítame a otra noche respirando tu aliento. 


Por fin con tiempo (porque no faltaban ganas) para pasarme por aquí, no tuvo mucho éxito el concurso de disfraces de carnaval por lo que no veréis los resultados. Quería comunicaros que es muy probable que no vuelva a publicar hasta dentro de 12 días, ya que voy de intercambio a Italia y este miércoles vienen ellos y no voy a tener tiempo. Casi acabados los exámenes (solo quedan tres, yo puedo) y intentando disfrutar del buen tiempo (que ya asoma pero amenaza con marcharse) me dispongo a responder comentarios y ver todas vuestras novedades. Aunque a poco a poco, seguimos creciendo. Gracias.
Jugando al escondite con la luna, M.

domingo, 2 de marzo de 2014

De querer a amar, de amar a necesitar.

El cielo brilla y cada estrella me cuenta uno de los mil besos que nos dimos. A veces 1'34, no las gusta aproximar porque eso implica quitar pedacitos de ti. No se cansan de hablar y a veces me gritan todas juntas a coro que ya no estás. Me gusta recordar todas las tardes que pasamos escondidos del mundo. Para mí eso era llegar hasta la luna, hasta algún cercano planeta, incluso hasta Saturno. Se enfadan y se cruzan de brazos porque no conozco constelaciones más bonitas que las que forman tus lunares. Porque mis ojos brillan más que ellas cuando me acarician tus manos. Se quejan de que me paso las noches extrañando tus besos, de que ya no guardo insomnios para ellas. No entienden que para mi el cielo está donde me acaricias el pelo, que puedo vivir sin estrellas pero no sin ser el motivo de tus ojeras.


Entre exámenes por fin ha llegado mi (nuestro) querido puente de carnaval. Aprovecho el tiempo libre para traeros este texto que me encanta y espero que os guste. A lo largo del puente responderé comentarios y visitaré todas vuestras novedades. Para variar un poco y darle un toque divertido al blog, os dejo como sugerencia que comentéis de qué os habéis disfrazado o os vais a disfrazar, podéis añadir una foto de vuestro disfraz enviándola a mifelicidadtusonrisa@hotmail.com y podéis contactar conmigo a través del correo, twitter (@Albordedetucama), instagram (Albordedetucama) o comentarios en el blog. Si queréis preguntar algo pero tenéis vergüenza podéis optar por mi ask (Mifelicidadtusonrisa). Si recibo más de 5 fotos de disfraces haré un ''concurso''. El disfraz ganador aparecerá en el blog durante una semana, acompañado de una recomendación a su blog. (Solo serán publicados los disfraces de las personas que así lo autoricen, si queréis que únicamente los vea yo, añadidlo en el correo y así se cumplirá). Para participar es obligatorio seguir mi blog. Disfrutad del puente y animaros a participar. M.

jueves, 20 de febrero de 2014

Ni recuerdos en común ni ostias.

Sueño con comernos la boca donde no nos ven. Con un rápido en los baños del instituto, con mis marcas en el lado izquierdo de tu cuello, con horas en tu colchón. Con la copa del antes y el porro de después. Pero no sueño contigo. Porque ya no sueño con el amor y ya no me enamoro. Porque si no se me acaban los quince minutos que te permiten los baños públicos estar dentro a mitad del polvo contigo, ya se me acabarán con otro. Aunque contigo siempre nos quedemos dentro a sabiendas de que está abierto porque tú me susurras al oído que no me vista y yo no tengo cojones a moverme. Y así es la vida. Hoy puedes echarme el mejor de tu vida y mañana durarme tres minutos. Y hoy podemos ser cinco polvos que tú calificas de mágicos y mañana dos desconocidos. Y eh, ni recuerdos en común ni ostias. Solo hay una única condición, que no te enamores. Porque al corazón le he dejado en la cama fingiendo estar enfermo porque no se quería levantar.


Ya os echaba de menos, los exámenes (y otras cuestiones que no mencionaré) me han hecho imposible venir antes por aquí. Menos mal que ya estoy aquí y que (aunque no me guste esta entrada), vengo cargada de ilusión para visitar todas vuestras novedades y responder todos vuestros comentarios. Quería deciros que podéis contactar conmigo a través de mi correo electrónico (mifelicidadtusonrisa@hotmail.com). Me encantaría que sigáis opinando sobre las fotos que recientemente he añadido a los laterales del blog. A carreras con las nubes, se despide, M.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Solía ser tu bombera personal.

Y a lo mejor ya no aguanto que se me enfríe el culo por ti, por esperarte sentada en el último escalón, el más cercano a la puerta que no se ha vuelto a abrir. He desconectado el timbre por miedo a que mis monstruos lo toquen haciéndose pasar por ti y yo loca e inocente de mí levante el culo para ir a toda ostia a encontrarme perdida de nuevo en el mar de tus ojos azules. Hubo mucho más amor que sexo. Mucho alcohol pero ninguna cerveza. Muchos cigarros a medias consumiéndose en el suelo de la terraza. Maldito el día en el que abriste la puerta para irte quién sabe dónde a escaparte de mis sábanas ladronas, a huir buscando libertad a otro lugar donde no te robaran el tiempo. Y sigo esperándote aquí, con el culo frío, sin dinero ni para tabaco ni para calefacción, cual atea rezando porque vuelva tu calor.


Ya sé que el texto es pura basura pero pero pero... (pensando excusa)... Espero que la próxima sea mejor. Estaba pensando hacer algo 'especial' por San Valentín pero la verdad es que no sé el qué. Quería deciros (con mucha alegría aunque no se note) que en lo que va de año hemos crecido. Tengo algunos seguidores más y bastantes comentarios. Espero que sigamos así y esto evolucione por fin. Os visitaré a lo largo de lo que queda de semana. Otra buena noticia: he conseguido editar los 'lados' del blog y los he llenado de parte de mi colección de fotos. Me gustaría saber vuestra opinión. Gracias por aguantarme.
Buscándo(te) entre la oscuridad de esta noche, M.

sábado, 25 de enero de 2014

Solo tienes que buscarme.

He intentado ahuyentar a tus monstruos durante 201 noches, y las otras 229 las he utilizado para soñarte. He luchado por ti y he perdido, me han ganado las dudas (tanto las tuyas como las mías) porque yo me he vuelto débil contra ellas. Sabían que era frágil y no me han tratado con cuidado, han destrozado el cristal de esperanza que yo misma construí para ti, para nosotros. Y eso soy. Soy trozos de cristal. No andes descalzo amor, no quiero que te hagas daño. También soy transparente y por eso hasta tus monstruos saben lo que siento por ti. Necesito algo () que me haga entender que merece la pena seguir luchando contra esta guerra que nos separa. Que puedo seguir librando batallas sin cristal, sin espada, incluso sin fuerzas. Puede que no esté, pero solo tienes que buscarme.


Hola de nuevo. He tardado en decidirme acerca de qué texto traer y finalmente he creído necesario publicar esta clase de física y química productiva. (Sí, escribo en clase, nunca se sabe cuándo viene la inspiración y cuándo se va). ¿La foto? Ni idea, me gustaba. ¿Yo? Aquí sigo. ¿Vosotros? 
Con mezclas azul cielo y gris tormenta, M. 

Otros intentos de reconstruirme:

Rebúsca(me).